En Brasil toman recaudos para afrontar los efectos del coronavirus. En Sao Paulo, por ejemplo, adaptaron el estadio Pacaembú, que en un par de días funcionará como hospital de campaña para atender a 200 enfermos de baja complejidad. Y en Río de Janeiro tienen una idea similar que ejecutarán con el Maracaná.

El tradicional recinto carioca será un centro asistencial para paliar los efectos del Covid-19, que por el momento registra 370 casos y seis fallecidos en aquel estado. El gobernador, Wilson Witzel, fue quien anunció la medida que transformará, al menos temporalmente, aquel reducto.

Por el momento, esa nación es la más afectada de Sudamérica por la pandemia, que dejó 57 personas muertas y dos mil 433 contagiados.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.